mayo 23, 2013

Singin' In The Rain

Ayer me encontraba corriendo por la ciudad tratando de que ganarle a Tláloc Dios azteca de la lluvia para los que no lo conocen antes de que se desquitara por toda la contaminación citadina. Lo irónico es que aunque tuve la oportunidad de hacer un cambio de outfit para la contingencia meteorológica que se avecinaba, no lo hice y zapatos de gamuza sin calcetines y camisa de manga corta no eran la mejor opción.

Vivimos bueno por lo menos yo en una ciudad en la que el clima a lo largo del día tiene más altibajos que la carrera de Britney Spears, en un día común podemos experimentar las cuatro estaciones del año, las diez plagas bíblicas, una manifestación de maestros, la erupción del Popocatépetl, y dos camiones descompuestos en Av. Revolución, eso sin mencionar el efecto invernadero/sauna de nuestro usual medio de transporte, automóvil, metro o metrobus, en los tres se suda igual, el aire acondicionado polar de la oficina, y terminar en un lugar fancy tomando unos drinks casuales por la noche; concretamente la lluvia es una de las cosas que más desquicia la ciudad imaginense si nevara no sé si es la cultura, las alcantarillas tapadas o que simplemente no nos gusta mojarnos y menos si traemos alaciado, desafortunadamente en la Ciudad de México cuando llueve todo se paraliza en un caos peor que "El día después de mañana" ok exageré, no es como en otras ciudades que la lluvia le hace lo que el viento a Juárez y la vida continúa, lo que nos lleva a la pregunta


Navegando por ahí me topé con el probador de H&M  que si no lo conocen se los recomiendo, pueden armar sus looks preferidos antes de si quiera ir a la tienda, a la mayoría de los hombres no les gusta eso de ir a la tienda, y que mejor que ir con una idea clara de lo que quieren; arme algunas sugerencias de outfits "layer by layer" oséase de capas que podrían utilizar para vencer las peores tragedias de Hollywood hechas realidad, obviamente todo lo pueden encontrar en H&M, el costo promedio por outfit es de $1,500, la mayoría de las prendas son básicas y combinables entre ellas, repasemos algunos.
 

Un impermeable así y hasta las envidias se nos resbalan.


Aquí podríamos cambiar la chamarra por un blazer, pero ya perderíamos "La onda punk".




Este fue el look más versatil, sol extremo, brunch, tarde casual y lluvia torrencial y hasta rimo.


Aquí utilizamos uno de los colores de la temporada, blazer gris y corbata de moño y estamos listos para una cóctel o cena de negocios, aquí sólo le agregaría un trench coat caqui para desafiar a la naturaleza.


Zapatos amarillos que hacen todo el look, con el mismo coat antidiluvios.


Literal "Casual y elegante", la clave es el uso del color.

Vestido así y un paraguas en la bolsa, y estamos listos para desafiar el clima de la ciudad.

@AguaParaNescafe