enero 27, 2015

#UnlockMyHeart By Swatch.

Hasta siento que ya todos los post los inicio igual "Perdón que no he escrito" pero les aseguro que mi última ausencia es justificada, y trataré de compensarlo con un montón de cosas padres, unicornios, pokémones, y nuevas secciones, pinky promise; pero no todo es mi culpa, cada inicio de año es medio lento, siento que muchos de ustedes regresan a sus oficinas todos acelerados y luego ni me pelan :( *hace drama* y saben que no digo mentiras, cuando ni se habían dado cuenta que ya se acabó enero y está por iniciar "el mes de los enamorados" así es, a duras penas nos estamos recuperando de la resaca de amor y paz de diciembre, cuando ¡PUM! enamorados everywhere, los solteros nos consolamos con que también es día de la amistad, ya saben la mercadotecnia, ni diré tantas maldiciones, porque el año pasado prometí que ya no le echaría tierra a la fecha.


Y justo así es como inicia el año el blog, con uno de los eventos de temporada, que ya son tradición y me refiero a la presentación del reloj de San Valentín de Swatch, que en esta ocasión se inspiró en uno de mis lugares favoritos del mundo mundial, y también uno de los más cursis que conozco, Le Pont Des Arts en cristiano, puente de los artistas, famoso por ser uno de los lugares más románticos de París donde las parejas van y sellan su amor, colocando un candado en las rejas del puente para después tirar la llave al Sena, según este ritual, si lo haces tu amor quedará sellado para siempre.






Si pueden ver bien el reloj notarán el detalle de las manecillas en forma de llave <3 creo que nuestros amigos de Swatch capturaron la esencia de la costumbre esta cursi, ideal para regalar este 14 de febrero al novio o a la novia, es más uno para cada quién, eso sería muy cómico.

Y como soy bien curioso me puse a investigar un poco sobre los candados el amor y la tradición esta ni siquiera se originó en París, fue en Florencia, donde un vendedor de candados al pie del puente vecchino, que se le ocurrió la grandiosa idea de contar la cursi leyenda a las parejas que pasaban, les digo que todo es mercadotécnia, años después el escritor Federico Moccia, tomó esta idea para su libro "Tengo ganas de ti", que hacían lo mismito pero en el puente milvio en Roma, poco a poco la costumbre se ha esparcido por toda Europa y es común ver candados colgados en las ciudades.

Pont Des Arts con artos candados.

Me gustaría saber de estos cuantos acabaron en divorcio.

A mi la verdad la costumbre se me hace un poco cursilienta, pero supongo que para parejas recién casadas, que abundan, en la ciudad del amor, es algo que no pueden dejar de hacer ¿y entonces Jonathan por qué dices que es tu lugar preferido? A pues en Verano justamente, te puedes hacer de tu grupito de amigos e ir a este puente con una botellita de vino, queso, escuchar a los franceses con sus guitarras, ver la torre Eiffel, Notre Dame, el Louvre y saludar a los botes que pasan debajo del puente, porque no es chisme, desde ahí se pueden ver todas esas cosas al mismo tiempo, no sé es magia jajaja, aunque diría un amigo "arquitectura y una ciudad bien planeada", aunque ni tanto, de vez en cuando andan quitando los candados porque claro, 18 toneladas de a gratis pueden hacer que el puente se caiga como en película de ciencia ficción, pero así es el amor, pesado.

PS. La neta si me llego a casar si me voy a dar la vuelta a los Parises a hacer lo del candando, lo sé no merezco vivir, pero uno si tiene corazón, congelado, pero tiene.

@AguaParaNescafe.