octubre 13, 2015

Drinking On Polka Dots.

Ayer amanecí con ganas de ser Yayoi Kusama, no por esa parte de tener alucinaciones, ni nada de eso, sino de pretexto para ponerme una camisa que encontré por ahí en un tianguisillo obveo en Amsterdam we, bueno la verdad es una blusa. El chiste es que en mi búsqueda de looks, me dije a mí mismo, mi mismo, ya chole con los cuadros y los colores lisos (aunque me encanten); y sí. los polka dots (puntitos) ya tienen un tiempo, como que a penas los veo por ahí, y no sólo son puntos, ya son anclas, aves, dinosaurios, muchas marcas están buscando, crear opciones, para que no andemos como leñadores por la vida.


Y como ya saben que a mí me gusta hacer cosas diferente todo el tiempo, les voy a contar una linda historia que pasó en el bar sin nombre, recordando esa bebida fuerte, de hombre macho lomo plateado, Daikiri De Sandía.


Todo sucedió una noche lluviosa, en la calle olvidada, de la colonia perdida, bueno la verdad era en la Roma, salí del trabajo y para no empaparme decidí ir al bar de junto a beber algo en lo que pasaba la lluvia, aquí parece que estoy saliendo, pero en realidad estoy entrando, bueno, es que no les quería dar la espalda.



Observé el lugar la verdad estaba pendejeando de repente la vi, me acerqué a ella indiferentemente, y trate de no prestarle atención, pero vestía de rojo, un rojo intenso, de ese que sólo se puede ver en la sangre bueno pero más brillante y menos asquerosa.


Me sonrió y le regresé la mirada sutilmente, no sé porqué lo hice, no quería pasar mucho tiempo en ese lugar, fue un impulso y tengo que admitirlo ella se me insinuó abiertamente bien zorra la verdad.





Le ofrecí sentarse frente a mi, ella acepto gustosa, por más que quería alejar la mirada, no podía el color que portaba, era cautivador, no le quería quitar los ojos de encima, hacía un pinche calor en el lugar, así que ella comenzó a sudar pero así en frío, bien raro le dije que se acercara más y ella me miró como diciendo sí y pus dije, pa' luego es tarde.



Entonces la tomé por el talle, estaba helada, a pesar que el lugar era un infierno, pero seguía sudando, trate de seguir indiferente, y quería irme pronto, alguien me esperaba en casa obvio era un perro, pero como resistirme, además seguía lloviendo y bien cabrón, casi como en Ecatepec.



Y entonces, la besé, bueno ella me besó les digo que andaba con todo sentí sus dulces labios en los míos, el sabor era indescriptible, todo me empezó a dar vueltas.



Comenzaba a ver borroso, y no quería perderme cada detalle, así que me puse las gafas, ella no dejaba de sonreír picaramente, el DJ puso una de esas canciones donde se baila pegadito "Sway" aunque la verdad  creo que era una cumbia, ya no recuerdo, estaba muy mareado, le ofrecí bailar conmigo y mover el bote, -claro lo que necesitaba era dar más vueltas-, pero era imposible resistirme, su escote era muy revelador y yo quería ver por todos los ángulos o sea pero no pervertidamente, les juro.




Nos sentamos junto a la pista, yo trataba de evitar su mirada, pero simplemente no podía, nos volvimos a besar, yo quería todo de ella, quitarle lo que tenía encima y saborearla hasta saciarme toda la noche, no iría a casa, lo había decidido pobre perrito :( pero tenía que hacerlo, esto no pasa todas las noches YOLO.




Había dejado de llover, estaba muy nervioso, no sabía que hacer, así que la tomé por el cuello, y la miré con deseo, ella entendió mis intenciones de inmediato, así que nos fuimos a su departamento, yo acepté de inmediato así que pagué la cuenta y salimos de ahí, no hablamos durante el camino, sólo eran un par de calles, pero al llegar al ascensor me lancé sobre ella, casi no llegamos a la puerta, ya estamos medio desnudos al entrar, y de repente...


"Ya vamos a cerrar joven, ya son las dos de la mañana, y no sé cuanto tiempo lleva dormido, pero joven como se le ocurre, echarse 12 mezcales al hilo, si no es agua de horchata, ya le pedí un Uber y todo, va por la casa, y ya no tome tanto joven, cuídese."

Tan bonito que estaba soñado, ya ni modo, espero repetir la fantasía, ¿les gustó? digo el look, verdad que los polka dots rules! les dejo algunos looks para que vean lo bien que se pueden combinar.










Si se quedaron con ganas de probar a mi amada, les dejo la receta, para que cumplan su fantasía, en la comodidad de su casa y puedan cumplir todas sus cochinos sueños.

 

Daikirí De Sandía

-Una rebanada de sandía obvio.
-el jugo de dos limones.
-Una onza de licor de naranja (o sea medio caballito).
-Granadina (un chorrito no más).
-Embriagante.

Y pues ya meten todo a la licuadora, y para el toque happy, pueden ponerle ron dependiendo de que tan borrachos se sientan, yo la verdad le pongo vodka, porque el ron me da guacalita; además si se quieren ver bien mexicanos, pueden cambiar el ron por tequila y escarchar una copa con tajín y voilá ya tienen una margarita de sandía.

¿Les gustó el post? Ya saben que para mi es un placer embriagarme para ustedes, pueden sugerirme como que bebida/look se les antoja y con mucho gusto la reproducimos, nos la tomamos, y hasta la vomitamos y todo, y antes de que se me olvide les tengo una sorpresa, que les estoy preparando, no, no es un auto :(


@AguaParaNescafe