octubre 26, 2015

Such Is Life.

Pues así de la nada, estoy a una semana de mi cumpleaños, y tengo tantos sentimientos encontrados; siempre te imaginas que las cosas pasarán de alguna manera y terminan completamente diferentes; estos meses he reflexionando mucho sobre todo ese asunto de la felicidad, Los Caballeros Del Zodiaco y el final de How I Met Your Mother; alguna vez un maestro de historia nos dijo que el propósito de la existencia humana es ser feliz, al principio pensé que el maestro era alcohólico, pero ahora que soy menos inocente, veo que tienen toda la boca llena de razón, todo lo que hacemos en nuestra vida, de alguna manera es para buscar la tan deseada felicidad.



La felicidad es tan subjetiva como los gustos al vestir, y el tiempo no se detiene para nadie, creo que la reflexión más grande de acercarme a los treinta es que nunca espere nada de la vida, sino dedicarme a vivirla, se pierde mucho el tiempo haciendo planes que a lo mejor no se van a cumplir, la vida perfecta no existe, esta en la naturaleza del ser humano, siempre querer más, por ejemplo en esta imitación barata de Tom à la fermier de Dolan, quería una Krispy Kreme con el café, pero no se pudo chavos.





Si pudiera regresar el tiempo le diría a mi de chavito, no quieras ser grande, vive poco a poco, cuando creces las cosas se complican, mientras más simple es la vida, más feliz serás, bueno la verdad le diría algo como "se siempre un niño wey."




Me sangra la boca cada de digo que ya soy un adulto, pero por más que lo niegue lo soy, uno muy raro, y todavía disfruto que mi mamá me trate como un chamaco pero ¿a quién no?



Cuando era niño cambiaba de profesión cada dos meses, quería ser muchas cosas, al final nunca pude ser teibolera y tuve que estudiar, pero al llegar a los veintes se supone que ya debes de preparar el camino para tu futuro, y pues seguí probando para averiguar que quería ser.



Y aunque el drama se me daba bien, nunca pude ser una chica Almodovar; estoy por cumplir treinta y aún sigo sin saber que quiero ser.




Pero crecer te enseña lo que no quieres ser, no quiero hacer algo que me haga infeliz para ganarme la vida, no quiero estar junto a alguien que no me quiera completamente como soy, no quiero quedarme callado cuando tenga algo que decir, no quiero cambiar para encajar en cualquier cosa que haga y no quiero defraudar a un amigo.


Normalmente no me gusta ser tan personal con los post, pero saben, me han servido para explorar todo eso que tengo en la cabeza y que no me deja dormir, me ha ayudado a ser más responsable y a encontrarme y encontrar mi estilo, y no sólo me refiero al vestir.


Este fotodiario dramático educativo al que le llamo blog, ha sido mi escape estos últimos años y me ha servido para mejorar día a día, bueno no sé si soy mejor, pero creo que ya me visto un poco más disque fashion.


Dejaré los veintes satisfecho de todo lo que he hecho, no cumplí mi meta de haber estado en todos los continentes antes de los treinta, pero podría ponerme un nuevo deadline, como les dije al principio, son todas expectativas, y la frustración de no cumplirlas es lo que nos lleva a la depresión.


Alfa y omega, todos nacimos y moriremos algún día, pero lo que hagamos con nuestras vidas depende completamente de nosotros.


Y mejor le paro porque esto ya parece de autoayuda, y yo no soy quién para dar consejos de vida, cuando no sé que quiero hacer con la mía, y saben, creo que así soy feliz, porque ahí está el mundo abierto a las posibilidades, hay que aceptar lo bueno y lo malo, y quién sabe, a lo mejor un día soy teibolera en una película de Almodovar.

PS: C'est la vie.

@AguaParaNescafe