Are We Human Or We Dancer?

Les ha pasado como que quieren hablar pero nomás no les salen las palabras, ya saben, que tienen un nudo peor que serie navideña que nomás no les deja sacarlo o como cuando sueñan que se les sube el muerto y están gritando en sus sueños pero nomás que no les sale, porque obvio están tan jetones ya mejor se resignan y sucumben a su peor pesadilla. Pues más o menos así me he sentido cada vez que quiero escribirles algo bonito. He pasado varios meses replanteándome muchas cosas, leyendo, pintando, ha sí, ya tengo un nuevo hobby, hago bonitas acuarelas de perritos, gatitos y todo lo que me salga en mis dos minutos de inspiración bueno el punto es, que seguro para todos nosotros nuestro deseo infantil de protagonizar una película de acción/dramática/policiaca/histórica/cómica musical se nos cumplió.



En mi caso, no, porque sigo sin recibir mi carta de Hogwarts, parece que Voldemort está a punto de conquistar al mundo y siento que comparto la cama con un dementor, lo primero que hice fue echarle la culpa a la pandemia (fácil), después al gobierno (más fácil), luego a mi maestro de educación física de la secundaria (maldito) pero como que tampoco les correspondía elegirme un buen rol, en un film con un guión brillante, con la mejor producción posible, la culpa es totalmente mía y siempre ha sido mía.

Dejen respiro porque tiene mucho que no hago esto y ya me estoy elevando no como me gustaría 3,2,1, probando. Este espacio era para hablar de moda, cine, cuidado personal, todo lo que disfrutaba antes de que hicieran Instagram popular, no iba a curar el cáncer pero me he dedicado a la moda y a la belleza por una simple y sencilla razón, puedo hacer sentir bien a los demás muy facilmente, ya sé, es una forma muy barata de hacerlo pero la neta si funciona poquito, y ya saben que no recomiendo nada que no haya probado y a mi si me ha servido un poco para sentirme más cómodo conmigo mismo, pero ya crecí (cumplo 28 este año) y quiero retomar este espacio para hacer el mundo un lugar mejor un humano a la vez, no voy a prometer nada, no les voy a decir ¨se vienen cosas bien padres¨ NADA, que pase lo que tenga que pasar, creo que este año nos enseño a todos a manejar muy bien nuestras expectativas, se la mamó el año, pero aprendimos algo siento.

Y tú puedes amiguito, sí tú y solamente tú y tú... la felicidad no es otra cosa más que la ausencia de dolor, porque el dolor siempre está ahí, la felicidad sólo es temporal, seguro no me crees, acuerdate hace un año cuando estabas planeando tu cumpleaños, que estrenaran esa película que morías por ver, ir al estadio a ver a tu equipo jugar aunque no ganara o lo feliz que te hacia irte de vacaciones, este año te hace feliz no ver trastes sucios, ir al super que tanto odiabas, ir al banco, hasta verle la cara a tu jefe, maestro, es más hasta la señora que trabaja en la taquilla del metro que nunca sonría te haría muy feliz este año. El dolor siempre está ahí, la felicidad y no los podemos controlar, lo único que podemos controlar es tirarse al drama y llorar y patalear y sufrir y protagonizar nuestro propio capítulo de La Rosa De Guadalupe. 

Y antes de terminar este post te voy a decir algo que es más que obvio y que desafortunada o afortunadamente te hizo pensar esta pandemia, es que pues, la gente muere y tú algún día lo harás, bueno hasta Chabelo, so, deja tu cajita mental haz algo nuevo cada día,  ponte a hacer algo que te permita prolongar tus dos minutos de felicidad diaria, porque las estaciones no te están esperando y tu cajita mental se puede volver realidad y le llamen cuarentena y cumplas eso que quieres.

PS. Espero que a estas alturas ya sepas hacer arroz.
PS. Tampoco es para que hagas todo esta cuarentena, hecha la hueva, es bien rico, aquí a nadie se juzga.
PS. A mi me hace feliz escribirles de mis viajes y les debo varios así que se los pondré en forma de historias.
PS. Ponganse suéter.

@AguaParaNescafe.

Comentarios