8 Years Ago...

Hace 8 años estaba trabajando en algo que entendía pero no me gustaba, acepte el trabajo porque pagaba más y en mi cabeza contribuía con esta historia que te haces de ti mismo siendo alguien en este mundo capitalista, toqué rock botton cuando en una junta mi jefa y yo nos reíamos de un error en un estado de resultados en una hoja de calculo porque si señores, era financiero y hablo Excel me di cuenta lo monótona y aburrida que era mi vida en el trabajo.


Decidí en ese entonces y con las porras de Gaby Capital abrir este espacio para desahogarme de toda esa frustración burocrática en la que vivía, porque como lo dijo Rick Sanchéz "there are not robots, figured speech, there are burocrats I don't respect them" Y pues eso, ya no me respetaba, acepté algo que no me gustaba hacer y pretender ser normal. Es hasta irónico, porque después de tantos años queriendo ser alguien para encajar, acabé eligiendo una actividad que no me hacía feliz solo para pertenecer, cuando ser diferente es lo que siempre me ha definido.

Han sido 8 años de aprendizaje, de escribir cosas que a nadie le importan, de aprender a tomar fotos, de conocer y entender el mundo, de compartir cosas otras útiles, de narrar post hechos para stand up comedy, de contar mis aventuras y tratar de mostrarles el mundo a través de mis ojos; no me quiero que esto suene como discurso de agradecimiento al Óscar, pero pues sí, GRACIAS querido lector, porque has de saber que cualquier forma de expresión artística, sin audiencia no es nada, no existe, segundo a mis fellow bloggers los que saben leer y escribir no a los que salieron de Instagram o Tik-Tok porque empezamos esta comunidad por el amor a contar historias, gracias Gaby y Memo, gracias Belen, gracias Malvestida, gracias Ángel, gracias Gina, gracias Guapi, gracias Nabile, gracias Icev,  gracias Gus, gracias Ale por las porras, gracias marcas y agencias por confiar en mi criterio suena la música y pues sí, existo en el Internet gracias a todos ustedes.

Ay amiguitos, la vida; ni Sartré, ni Camu, ni Beauvoir, ni Heidegger, ni Dostoyevski han podido ponerse de acuerdo en su discurso existencialista, Sartré decía que nacíamos con un propósito en la vida y Darwin decía el propósito era procreear, y aquí estamos, un par de décadas después sin encontrar mi propósito en la vida además de probar el martini perfecto y con cero intenciones de procrear humanos. Pero como lo escuché de mi maestro de historia en la secundaria, el propósito de la existencia humana, ES SER FELIZ.

*Spoiler esta es la parte donde nos ponemos tristes y depresivos.

2020 HAS BEEN A BITCH!

En estos últimos años me he quedado sin casa, sin trabajo,  sin ganas de vivir, me dio cáncer, me recuperé después de algunas quimioterapias, algo así como todos los capítulos de la Rosa De Guadalupe juntos vaya, y pues c'est la vie vivir duele, mata y no es fácil, pero 2020 se lleva el Nobel, se llevó trágicamente a alguien con quien viví más de la mitad de mi vida y que a penas estaba conociendo, mi Apá (no por Covid), me arrancó proyectos e ilusiones que estaba construyendo para ser feliz, arrasó con poder ver a mi familia elegida y me ha hecho gastar más en cubrebocas que en boletos del cine. Y sí, todo apesta, me siento como Luke sin Yoda, y sin que nadie pueda darme un abrazo.

Lo único que he podido hacer para ayudarme, es atender mi delicada salud mental, platicar con mi tía depresión y mis primos ansiedad, fatiga, tristeza, apatia e insomnio con los que he compartido mi vida varios años que casi siempre los he ignorado como en cena navideña, y se han vuelto insufribles, pero hay veces que simplemente no puedes controlar como te sientes.

Algo entendí cuando vivía en La Rosa De Guadalupe, es a aprender de las tragedias y a no quejarse, porque amiguitos, cuando crees que algo esta mal, SIEMPRE se puede poner peor, mírenlo así, cuando están en el fondo de un pozo, el único lugar al que pueden ver es hacia arriba; no poder viajar, quedarse sin trabajo, perder a un ser querido, son cosas que no podemos controlar y que pasan y es normal, 300 pinches años antes de Cristo el filósofo griego Zenón definió el estoicismo como un estado mental para seguir adelante a pesar de todo sin necesidad de rezarle a la virgen porque si no podemos controlar algo no es nuestro pedo básicamente y debemos seguir adelante. Les digo todo esto no como la odiosa Alegría de Intensamente de Pixar, sino como algo que estoy aprendiendo a sentir, NO A PENSAR, y que Liz (Mi terapeuta) me ha insistido en hacer tiene un poco de razón porque así como no podemos controlar varias cosas en la vida, por más que intentemos, es casi imposible controlar nuestros sentimientos racionalmente.

Me gustaría decirles que todo va estar bien, pero no lo sé, me gustaría decirles tantas cosas buenas pero yo no soy el del radio a las 6 de la mañana todo feliz seguro se droga lo único que sinceramente puedo  compartirles es aprender es ser agradecido, este espacio me ha acompañado durante 8 años, y estoy agradecido con Jonathan del pasado por regalarme un lugar que puedo controlar, donde me siento seguro, que me ha servido para darle voz a todas mis personalidades, que me ha abierto muchas oportunidades, que me ha enseñado habilidades nuevas, un espacio que me ha hecho conocer a personas fascinantes, que me ha llevado más lejos de lo que me hubiera imaginado y pues básicamente me ha dado un propósito, no a largo plazo pero sí me ha mostrado el camino,

Gracias por leerme estos 8 años, por mi, agradece algo hoy.

PS. Cubrebocas, sana distancia, el siguiente año también habrá fiestas, so evítense a la tía odiosa este año.
PS 2. Está bien pedir ayuda, no sólo hay pandemia causada por Covid-19 la salud mental es importante, aquí puedes encontrar algo.


@AguaParaNescafe

Comentarios